A más de 40 años de la llegada de los primeros exiliados chilenos a México, la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) y la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo de Chile (AGCID), a través de sus Directores Ejecutivos, han acordado financiar el proyecto denominado “Acervo Documental del Exilio Chileno en México”.

El proyecto consiste en entregar donaciones en comodato de material documental, de audio y colecciones personales por parte de la Universidad Autónoma de Metropolitana (UAM), sede Xochimilco; la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Facultad de Filosofía y Letras; y de los ciudadanos chilenos residentes en México, señor Fernando Shultz y señora Sonia Daza, al Museo de la Memoria y los Derechos Humanos en Chile.

La fundación Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, de Chile, creará una colección especial, dentro de su centro de documentación, dedicada a México y su importante labor como país que acogió a cientos de ciudadanos chilenos refugiados durante el Régimen de Augusto Pinochet, incluyendo a la familia del entonces Presidente Salvador Allende, señora Hortensia Bussi de Allende, y sus hijas.

La ceremonia de reconocimiento por parte de Chile a México, por su donación  de documentos de la Casa de Chile al Museo de la Memoria y los Derechos Humanos en Santiago, se llevó a cabo en la Secretaría de Relaciones Exteriores, en la que participaron  como oradores el Director Ejecutivo de la AMEXCID, Agustín García-López Loaeza; el Embajador Juan Pablo Lira, Director Ejecutivo de la AGCID;  el Embajador de Chile en México, Ricardo Nuñez; la Sra. Sonia Daza, chilena y última encargada de la Casa de Chile en México, y el Sr. Fernando Shultz, chileno, profesor-investigador de la UAM Azcapotzalco.

La Casa de Chile en México inició actividades en septiembre de 1974 y culminó labores en 1993; ella acogió a cientos de exiliados de toda Latinoamérica en la Ciudad de México.