Nueve muertos y más de 30 heridos, posiblemente migrantes, fueron hallados este domingo por la policía de Texas (Estados Unidos) dentro de un camión estacionado en un aparcamiento en San Antonio, cerca de la frontera con México, indicaron las autoridades.

Los heridos (niños y adultos), veinte de ellos graves, fueron llevadas a siete hospitales de la zona, indicaron el comisario de San Antonio, William McManus, y el responsable de los bomberos, Charles Hood. 

El conductor del camión fue arrestado, dijo McManus.

La alerta la dio un empleado de Walmart, el supermercado frente al que estaba el camión, cuando una de las personas del camión fue a pedirle agua.

El empleado regresó con el agua y luego llamó a la policía, que encontró “ocho personas muertas en la parte trasera”, indicó el comisario, que calificó los hechos de “horrible tragedia”.

Según McManus, las grabaciones de seguridad muestran que varios vehículos acudieron a buscar a personas que estaban dentro del camión, donde no funcionaba el aire acondicionado.

Hasta el momento se sabe que el camión salió de Aguascalientes, ya esta siendo investigado si desde allá contenía a los migrantes, los cuales pagaron hasta 12 mil dólares por llegar a Estados Unidos.